¡NUEVO! BIBLIOTECA ORO ROJA nº 27, COLECCIÓN MOLINO (I) nos. 19 y 23, MAUCCI VIAJES Y AVENTURAS nº 6

¿QUIERE UN JAMES BOND DE IMPORTACIÓN?


En la España de los sesenta del siglo XX el número de lectores que accedía a títulos en su lengua original era todavía reducido. A partir del decenio siguiente, aunque el francés todavía dominaba sobre el inglés, la lengua de Shakespeare comenzaba ya a imponerse sobre la de Racine, tanto en los planes de estudio del bachillerato como en los despachos de las compañías multinacionales, las cuales -con la llegada de la democracia- iban poco a poco aterrizando en España al objeto de tomar posiciones en su incipiente pero atractivo mercado. De este modo, hasta bien entrados los gloriosos setenta, los importadores no solían conseguir colocar demasiados ejemplares en inglés en las librerías de nuestro país, circunstancia determinante para que el número de libros sobrevivientes en ese idioma sea relativamente bajo. Si a este hecho añadimos que la tasa de supervivencia del libro de bolsillo debería ser menor, en principio, que la de ediciones más sólidas y lujosas, ello resultará inevitablemente en una enorme escasez de paperbacks en inglés en suelo español. Así se explica que muchas colecciones hispanas de libros de bolsillo anglosajones hayan tenido que ir construyéndose a partir de material obtenido fuera de nuestras fronteras, algo que ya evocábamos en una entrada anterior de Acotaciones. Pero, como suele decirse, la excepción confirma la regla. Sirva como prueba de ello el feliz hallazgo que tuve la suerte de realizar hace ya algunos meses en la madrileña Cuesta de Moyano, descubrimiento afortunado que me da pie para presentarles hoy una modesta contribución sobre quien, con toda justicia, está considerado como el más famoso espía de papel de todos los tiempos: James Bond, el agente 007.

Ian Fleming, Live and Let Die, Signet Books, New York,s/f (20ª reimpresión)

El ojo del "pulpero" bibliómano, al que los años han venido entrenando en la detección de amarillentas e interesantes anomalías, advirtió ese día que -en medio del maremágnum que formaba la tabla de uno de los libreros de la célebre cuesta- se escondían los delgados lomos de una serie de Signet Books correspondientes, como más tarde se vió, a las segundas tiradas norteamericanas de las novelas de James Bond escritas por Ian Fleming (importados por Atheneum). Junto a ellos, se advertían los cantos más gruesos de tres PAN Books británicos (en este caso importados por S.G.E.L.), también salidos de las primeras tiradas.

Ian Fleming, Casino Royale, Signet Books, New York, 1963 (12ª reimpresión)

¿Quién pudo ser el fan del agente 007, antiguo propietario de estos libros, algunas de cuyas tapas desplegadas les muestro en esta entrada? Lamentablemente, el cuidadoso aficionado no nos ha dejado en su interior el menor rastro sobre su identidad. Lo que si podemos constatar es que, en el caso de los Signet, los 50 centavos que costaban en al otro lado del atlántico se convertían en 45 pesetas al ser puestos en el mercado en nuestro país. Eran tiempos aquellos en que nuestra divisa, moneda enclenque frente al todopoderoso dólar, daba para bastante poco en materia de libros extranjeros. Para mi dicha, a pesar de su interés como coleccionables, estas pequeñas joyas en humilde envoltorio no habían encontrado todavía comprador, no obstante el reducidísimo precio al que nuestro buen librero estaba ofreciéndolas. Como no podía ser de otro modo, enseguida dejaron de ocupar espacio en la embarullada tabla para, en unión de otros paperbacks también interesantes que otro día les mostraré, pasar inmediatamente a mis manos. Así, una vez saldada la exigua cuenta, me retiré a mi sanctasanctórum contento como unas pascuas, con el regusto de satisfacción de quien ha aprovechado bien una mañana de caza.

Ian Fleming, The Spy who Loved Me, Signet Books, New York, 1963 (18ª reimpresión)

De James Bond y de su creador Ian Fleming poco o nada podemos decir que no haya sido dicho o sea susceptible de ser encontrado en la red. No obstante, para enmarcar las ediciones de los ejemplares de los que hoy les hablo, quizá convenga señalar que las primeras ediciones de las novelas del agente con licencia para matar son las británicas, en tapa dura con sobrecubierta, de Jonathan Cape. McMillan se encargaría de su publicación en los USA, también con tapa dura y camisas, constituyendo las primeras ediciones norteamericanas en ver la luz. Más tarde, bajo el sello de PAN Books se imprimieron las primeras ediciones en paperback en el Reino Unido, mientras que Popular Library, luego Perma Books y, finalmente, Signet Books fueron las enseñas bajo las que aparecieron los primeros paperbacks en los Estados Unidos. Así se fue configurando la famosa serie de doce novelas (más las dos compilaciones de relatos) protagonizadas por James Bond y escritas por el propio Ian Fleming. Son las siguientes (síganse los links para ver las portadas):

Jonathan Cape, 1953 (1ª UK hardcover)
MacMillan, 1954 (1ª US hardcover)
Popular Library, 1955 (1ª US paperback, bajo el título “You asked for It)
PAN Books, 1955 (1ª UK paperback)
Signet Books, 1960 (1ª US Signet paperback)

Jonathan Cape, 1954 (1ª UK hardcover)
MacMillan, 1955 (1ª US hardcover)
Permabooks, 1956 (1ª US paperback)
PAN Books, 1957 (1ª UK paperback)
Signet Books, 1959 (1ª US Signet paperback)


Jonathan Cape, 1955 (1ª UK hardcover)
MacMillan, 1955 (1ª US hardcover)
PAN Books, 1956 (1ª UK paperback)
Permabooks, 1956 (1ª US paperback, bajo el título "Too Hot To Handle")
Signet Books, 1960 (1ª US Signet paperback)


Jonathan Cape, 1956 (1ª UK hardcover)
MacMillan, 1956 (1ª US hardcover)
PAN Books, 1958 (1ª UK paperback)
Permabooks, 1957 (1ª US paperback)
Signet Books, 1961 (1ª US Signet paperback)


Jonathan Cape, 1957 (1ª UK hardcover)
MacMillan, 1956 (1ª US hardcover)
PAN Books, 1959 (1ª UK paperback)
Permabooks, 1958 (1ª US paperback)
Signet Books, 1960 (1ª US Signet paperback)


Jonathan Cape, 1958 (1ª UK hardcover)
MacMillan, 1958 (1ª US hardcover)
PAN Books, 1960 (1ª UK paperback)
Permabooks, 1959 (1ª US paperback)
Signet Books, 1959 (1ª US Signet paperback)

Goldfinger

Jonathan Cape, 1959 (1ª UK hardcover)
MacMillan, 1959 (1ª US hardcover)
PAN Books, 1961 (1ª UK paperback)
Permabooks, 1960 (1ª US paperback)
Signet Books, 1960 (1ª US Signet paperback)

For your Eyes Only (relatos)
Jonathan Cape, 1960 (1ª UK hardcover)
Viking, 1960 (1ª US hardcover)
Signet Books, 1961 (1ª US paperback)
Pan Books, 1962 (1ª UK paperback)

Thunderball

Jonathan Cape, 1961 (1ª UK hardcover)
Viking, 1961 (1ª US hardcover)
Signet Books, 1961 (1ª US paperback)
Pan Books, 1962 (1ª UK paperback)

The Spy who Loved Me

Jonathan Cape, 1962 (1ª UK hardcover)
Viking, 1962 (1ª US hardcover)
Signet Books, 1963 (1ª US paperback)
Pan Books, 1967 (1ª UK paperback)

On Her Majesty’s Secret Service

Jonathan Cape, 1963 (1ª UK hardcover)
New American Library, 1963 (1ª US hardcover)
Signet Books, 1964 (1ª US paperback)
Pan Books, 1964 (1ª UK paperback)

You Only Live Twice

Jonathan Cape, 1964 (1ª UK hardcover)
New American Library, 1964 (1ª US hardcover)
Signet Books, 1965 (1ª US paperback)
Pan Books, 1965 (1ª UK paperback)

The Man with the Golden Gun

Jonathan Cape, 1965 (1ª UK hardcover)
New American Library, 1965 (1ª US hardcover)
Signet Books, 1966 (1ª US paperback)
Pan Books, 1966 (1ª UK paperback)

Octopussy and the Living Daylights (relatos)

Jonathan Cape, 1966 (1ª UK hardcover)
New American Library, 1966 (1ª US hardcover)
Signet Books, 1967 (1ª US paperback)
Pan Books, 1967 (1ª UK paperback)

Como curiosidad, valga señalar que las portadas de las ediciones príncipes (Londres, Jonathan Cape) de las tres primeras entregas del agente 007 fueron diseñadas por el propio Ian Fleming e ilustradas por Kenneth Lewis. Las ilustraciones de portada de Diamonds are forever y de Dr. No estuvieron a cargo de Pat Marriot. El resto de cubiertas, sin duda las mejores, fueron ilustradas por Richard Chopping.

Espero que disfruten de esta galería y ya saben... si quieren un James Bond de importación dénse un garbeo por los libreros de viejo de su ciudad. Quién sabe si, por una vez, la regla precise de más de una excepción para confirmarse.

© Altés, 2011

3 comentarios:

El Abuelito dijo...

...Pues fíjese que mi descubrimiento literario de Bond es tardío, de hace poco más de un año... Leí varios de sus títulos y me gustaron -especialemnete los que le enfrentan con el malvado Blofeld-, hay que ver lo que hace el prejuicio: no lo había hecho antes, aún siendo seguidor de la saga en el cine, por trasncurrir la acción más allá de mis amados años treinta, tope cronológico que inconscientemente pongo al escoger las lecturas ficcionales...

andres dijo...

¡Que placer reencontrar sus imprescindibles reseñas! Esperemos que siga prodigándose... y qué envidia de viajes a la cuesta de Moyano.

Altés dijo...

El placer es mío, Andrés, de poder tener contacto con ustedes de nuevo. Quiero pensar que los próximos meses serán de una cierta actividad en el blog.

Nunca es tarde, Abuelito, si la novela lo merece. Ian Fleming es un buen narrador, además suficientemente añejo para el común de los mortales. Claro que a usted, como ya debe pertenecer a la legión de los inmortales, le parecerá de antesdeayer...