¡NUEVO! BIBLIOTECA ORO ROJA nº 27, COLECCIÓN MOLINO (I) nos. 19 y 23, MAUCCI VIAJES Y AVENTURAS nº 6

BUFFALO BILL, EL REY DE LOS EXPLORADORES

Vayan por delante mis disculpas a los distinguidos amigos y seguidores de Acotaciones por la tardanza en regresar de unas vacaciones navideñas que no lo han sido del todo para quien ésto escribe. Quizá algunos piensen que la espera ha valido la pena al ver recogidos en esta entrada la totalidad de los números aparecidos del folletín Buffalo Bill, cuyas "Aventuras Emocionantes" fueron publicadas por Sopena, en distintas tiradas, a lo largo de la primera mitad del siglo pasado. En el transcurso de sesenta inigualables cuadernos, con portada en cuatricomía e ilustraciones interiores en blanco y negro, el o los anónimos autores de las aventuras del Rey de los Exploradores nos conducen por las extensas llanuras del salvaje oeste de la mano de una narración trepidante que nada tiene que envidiar a las mejores novelas del género. ¡Qué bien se leen todavía estos episodios completos de Buffalo Bill! ¡Qué galería tan fastuosa de personajes, todos éllos -principales y secundarios- descritos con absoluto género de detalle! ¡Qué maravillosas resultan estas hazañas de mentira adjudicadas al personaje real que fue William Frederick Cody!

Portada del número 243 del magazine Buffalo Bill Stories que inspiró la portada del número 26 de la edición de Sopena

La edición de Sopena se realizó con materiales procedentes del magazine semanal Buffalo Bill Stories de la neoyorquina Street & Smith. Aparecieron sesenta cuadernos, cuyas portadas se deben, de acuerdo con el autorizado criterio de Fernando Eguidazu a los
lápices de un anónimo autor que firma algunos de los cromos como "AK", quien supo reflejar todo el dinamismo, la intriga y la emoción de la aventuras del Rey de las Fronteras.

Contracubierta de uno de los números del Buffalo Bill de Sopena

Cada cuaderno consta de 32 vibrantes páginas acompañadas de ilustraciones en blanco y negro, muchas de ellas, como la de portada, inspiradas en las que aparecieron en el Buffalo Bill Stories.

Desconocemos quien fue el autor o autores de la versión española. Seguro que alguno de los doctos especialistas que nos honran de ordinario con su visita a Acotaciones, nos puede ilustrar a este respecto. Aquí van las primeras treinta portadas. Seguirán las otras treinta, así como alguna ilustración interior de regalo, en cuanto el escáner deje de echar humo. Que ustedes las disfruten.


image nameimage name
image nameimage name
image nameimage name
image nameimage name
image nameimage name
image nameimage name
image nameimage name
image nameimage name
image nameimage name
image nameimage name
image nameimage name
image nameimage name
image nameimage name
image nameimage name
image nameimage name

(Las portadas correspondientes a los números 1,3 y 9 han sido obtenidas de Todocolección. El resto proceden de la colección de Enrique Martínez.)

© Acotaciones, 2009

5 comentarios:

El Abuelito dijo...

Madre mía, claro que ha valido la pena la espera...
Parece ser que la procedencia de este material es alemana, presumiblemente del mismo editor que proporcionaba otros personajes como los Falsos "Sherlock Holmes" y "Raffles" que tanta aceptación tuvieron por aquí...
Las portdas no corresponden a ningún autor español, adquiriéndose junto con los textos. Em formato igual aparecieron estos fascículos, al menos, en Francia y Alemania. Y casi con toda seguridad en varios países europeos más. En USA no creo, porque allí tenían su propio Buffalo Bill: el nacido en el s. XIX, cuyas hazañas apócrifas escribiese Ned Butline por primera vez en las dime novels...
Hay más información en el imprescindible libro de Fernado Eguidazu "Del folletín al bolsilibro", que creo Vd. debe conocer...
Gracias mil por esa galería de portadas... me voy a mirarla despacito...

Altés dijo...

Me alegro infinito de que le gusten las portadas. En breve saldrán las otras treinta. Respecto al ilustrador, es cierto que Fernando Eguidazu menciona en su libro que la serie compuesta por 60 números, procedente de la traducción del Buffalo Bill Weekly (es decir, la que nos ocupa), lleva portadas firmadas con las iniciales "AK" (Eguidazu, Del folletín al bolsilibro..., p. 279). Efectivamente, hacia el final de la serie, se puede apreciar que en los bordes inferiores figuran las letras "AK" en finos caracteres. El experto habla después de otra edición que constaría de "16 tomitos", bajo el título "Aventuras Extraordinarias de Buffalo Bill" que, éstas sí, habrían sido realizadas por Palao (Eguidazu, cit. p. 280). Corrijo inmediatamente el error, requiriendo su atención sobre el hecho, no obstante, de que los números en color de la edición de Street & Smith que he podido consultar, principalmente en la Biblioteca de la Universidad de Bowling Green, no coinciden en estilo con los españoles. Tampoco los de la edición alemana, algunos de los cuales pueden consultarse en un álbum Flickr de Herr Micky the Pixel. Sin embargo, como ya señalé en la entrada, parece que hubieran inspirado muy directamente algunas de las portadas españolas. Es el caso de la correspondiente al número 26 (Sopena), procedente del 243 (S&S). Asuntos por esclarecer, como éstos, nos ayudan a mantener el interés por el papel viejo, ¿no le parece Abuelito?

El Abuelito dijo...

Sí, tiene usted razón: precisamente me dirigía a ponerle una nota rectificando mi anterior comentario. Acabo de consultarlas y efectivamente no son las mismas ilustraciones, ni en Francia (donde se publicaban las americanas, conservando incluso la rotulación original en inglés), ni en Alemania. Lo que sí es probale es que estas últimas sirvieran de modelo a Palao. La reedición en tomitos de una serie de folletines, como sabe usted, era frecuente, y existe al menos también en los casos de Raffles y Sherlock Holmes de F. Granada y Cía. Posteriormente editoriales de tebeos como Toray o Ricart harían lo mismo en los años cincuenta.
Y claro que estos asuntos detectivescos complacen. Qué sería de nosotros sin papel...

Altés dijo...

John Adcock, de Yesterday Papers, a petición mía, amablemente nos proporciona en los comentarios a su reciente entrada sobre Buffalo Bill una pista para determinar la identidad del misterioso AK. No obstante, carecemos de evidencias definitivas. Habrá que seguir indagando en los próximos días sobre el particular.

aurora dijo...

Tengo algunos nùmeros de Buffalo Bill, publicado en Mèxico en 1949, Me interesa saber màs sobre el viejo oeste y su lugar en el imaginario de los mexicanos del siglo pasado. ¿No creen que es muy interesante cómo màs de una generacion creció con estos personajes referentes de su identidad? y por supuesto me gustaria compartir portadas.