¡NUEVO! BIBLIOTECA ORO ROJA nº 27, COLECCIÓN MOLINO (I) nos. 19 y 23, MAUCCI VIAJES Y AVENTURAS nº 6

BUFFALO BILL, EL REY DE LOS EXPLORADORES (II)

Dejábamos a nuestro cazador Buffalo Bill en la trigésima entrega de sus aventuras, "El gigante misterioso", con la esperanza de retomar el hilo de esta entrada lo antes posible. Los más impacientes pueden hacer correr hacia abajo la barra lateral de inmediato. Allí encontrarán las restantes treinta portadas correspondientes a los números 31 al 60. Aprovechamos, sin embargo, esta segunda incursión en las aventuras del Rey de los Exploradores para abordar alguno más de los múltiples aspectos curiosos de la versión impresa de las hazañas del héroe americano.

Los cuadernos de Sopena -sirva señalar que, con las prisas, olvidamos decir que fueron editados en formato de 20 por 27 centímetros- responden en muchos sentidos al canon de la novela por fascículos española (seguiremos diciendo muchas veces folletín a pesar de la inexactitud del término) de principios de siglo. En primer lugar, como otros conjuntos de relatos en torno a una figura principal, Buffalo Bill se nos presenta como protagonista de episodios completos. Em segundo término, la portada responde como ninguna otra al modelo clásico por el cual la atención del público se centra, de arriba a abajo, primero en la cabecera, colorido friso en el que destaca la estampa central del héroe que descansa sobre una cinta con la atractiva leyenda "aventuras emocionantes", promesa de excitación y entretenimiento sin límites para los afortunados compradores.

Portada del número 265 de Buffalo Bill Stories, cuya ilustración inspiró al autor de la correspondiente al número 34 de la edición española

Más abajo, entre la cabecera y la ilustración de gran formato que figura en la portada, encontramos, en letras mayúsculas, el título del episodio. Un elemento éste de la máxima importancia, pues en la mayoría de los casos viene, por un lado, a hacer referencia al tema o trama central del relato y, por otro, está redactado en tales términos que el lector no puede escapar al ensalmo de unas palabras que unas veces ponen el acento en el riesgo que corre el héroe ("Naufragio espantoso", "La lucha sobre el abismo"), en otros casos en el miedo que provocan sus enemigos ("Una sociedad de asesinos", "El festín de los caníbales", "Enterrado vivo"), en muchas ocasiones en lo misterioso de su peripecia ("Misterios de la hermandad roja", "La calavera animada", "La mano del profeta"), en todas, finalmente, en la audacia, el valor y el heroísmo que deberá mostrar Buffalo Bill para superar semejantes desafíos. Ciertamente, nunca sabremos cómo recompensar a lo traductores o editores anónimos que, a lo largo de buena parte del siglo veinte, se encargaron de hechizarnos con el magnético poder de los títulos de folletines, novelas y tebeos.

Otra magnífica portada de Buffalo Bill Stories, correspondiente al número 310, que no llegó a publicarse en España

Llegamos a la ilustración de portada, obra -cuya autoría pretendemos elucidar más pronto que tarde- que viene a desarrollar la impresión producida por el evocador título. Bien es verdad que en unos caso con mayor fortuna que en otros. Entre mis preferidas están "Una sociedad de asesinos", con sus ominosos encapuchados rodeando a un impertérrito héroe cuyos ojos permanecen vendados ante tal horror; "Un hechicero infernal", ¡qué espanto produce contemplar la macabra careta del indio que trata de acuchillar a Buffalo Bill!; "El ídolo sugestionador", paradigma de ilustración en la que se misterio, terror y acción se entremezclan con felicísimo resultado; finalmente, "La mano del profeta", imagen de tintes surrealistas en la que de las profundidades de una poza, surge el renegrido brazo de un indio portador de una antorcha cuya sóla contemplación provocará escalofríos en todo aquél que la observe con detalle.

Una portada más deBuffalo Bill Stories, correspondiente al número 317, tampoco publicado en nuestro país

Terminamos este breve recorrido por los elementos que componen la cubierta de los episodios del Rey de las fronteras, con la presencia de la leyenda inferior, mediante la cual se pretende describir de manera sucinta al potencial lector lo que está ocurriendo en la instantánea que figura en el cromo. Precursora de la combinación de imágenes y texto propia del tebeo moderno, esta técnica fue ampliamente utilizada en los cuadernos folletinescos. Su utilidad práctica no puede ser puesta en duda, aunque no siempre la vista se detenga en esta tan humilde pieza de esas obras de arte menor que son las portadas de los folletines.

En cuanto tomemos un respiro, terminaremos esta serie de entradas dedicadas a Buffalo Bill con una dedicada a las ilustraciones interiores y a las ediciones extranjeras. Mientras tanto disfruten de las portadas de esta auténtica maravilla de la literatura popular española.


image nameimage name

image nameimage name

image nameimage name


image nameimage name

image nameimage name

image nameimage name

image nameimage name


image nameimage name


image nameimage name

image nameimage name

image nameimage name

image nameimage name

image nameimage name

image nameimage name

image nameimage name

(Las portadas proceden de la colección de Enrique Martínez.)

© Acotaciones, 2010

2 comentarios:

Altés dijo...

John Adcock me envía un correo en el que dice no conocer autor americano algno con las iniciales "AK". Lo copio porque incluye merecidos elogios hacia usted, Abuelito.

Hi Enrique,
Sorry, I didn't read your first post carefully enough. I was assuming it was a reprint of an American dime novel. As you say the covers are probably by a Spanish artist. I really don't know the names of any turn of the century Spanish artists except for some Spanish cartoonists of the 1960's. As for American dime novel artists they rarely signed their names and the few that I know of the names come from a series of dime novel articles, written by Edward Leithead about 1965. I have'nt come across any American covers with the initials AK or AT.
Ah, Mark Channing -- King Cobra -- you have some lovely cover art there. A very good blog -- I'll check in often. I see you have comments from Abuelito as well -- he is a treasure.
Regards, John


De todos modos, cotejando con las portadas de Luis Palao en la colección "Grandes Autores" de Sopena, advierto una gran similitud en el trazo de éste y el del autor de las portadas de los cuadernos de Buffalo Bill. ¿Quién es "AK"? Seguimos sin saberlo, pero insisto en el parecido entre las ilustraciones de cubierta y otras de Palao.

Salvador Vidal dijo...

Solo me falta de esta serie editada en España el folletín nº 31 Naufragio espantoso, suplico a quien lo tenga y se quiera desprender de él se ponga en contacto conmigo al correo siguiente salvidart@gmail.com muy agradecido de antemano.
SALUD.